Un 18 de enero hace 61 años, en Carmen de Bolívar, nació Beatriz Esperanza y se convertiría en la 5ta de 7 hijos de la familia Suárez Pareja. Su infancia fue tranquila y feliz, en su casa sus padres tenían cultivos y muchos animales, que les servían como alimento y sustento comercial.

Al terminar sus estudios de secundaria y recibirse con su título de Auxiliar De Contabilidad y Secretariado Comercial, decidió buscar nuevas oportunidades laborales y emprendió un viaje hacia Bogotá, pero el ritmo de vida en la Capital haría que Beatriz volviera a Cartagena luego de dos largos años.

Su paso por La Heroica no fue en vano y después de unos años volvería al Carmen de Bolívar, pero ahora junto a su familia. Estando allí, Beatriz se unió a los Programas de Desarrollo y Paz en los Montes de María, que había llevado el Gobierno Nacional y fue así como por medio de una amiga conoció a Mayerlis quien, en una pequeña reunión, les contó sobre Narrar Para Vivir, un proyecto que aún no estaba formalizado.

Cuando Beatriz conoció un poco mejor de qué se trataba Narrar, se dio cuenta que la incidencia que ya estaban haciendo en sus comunidades podía replicarse en Narrar, pero con el enfoque de la defensa de los derechos de las mujeres y su reconocimiento como víctimas, una palabra que por esa época estaba prohibida.

Para Beatriz, Narrar Para Vivir ha sido el apoyo para muchas mujeres que, como ella, han sido víctimas de distintas violencias y con sus procesos se han convertido en grandes amigas, porque allí pueden hablar y dejar esos dolores que les agobian.

 

Comida favorita: Arroz con Coco

Un libro: Buenos días Tristeza de Françoise Sagan

Una canción: La guirnalda de Rocío Durcal

Una frase: “Lo que está para perro, no está para gato

Un anhelo: vivir su vejez con sus hijos en casa

Un sueño: Que las mujeres de su comunidad puedan tener un espacio de producción que les permita tener una economía propia.