Surlay Sequea Sierra (39 años), nació un 18 de junio en Ovejas, Sucre. Allí vivió con sus padres y algunos de sus hermanos, hasta los 13 años cuando se desplazó a casa de su hermana para culminar sus estudios de bachillerato, pero su entrañable amor por su familia y su tierra, la hicieron regresar al lugar que la vio nacer.

Por esos años, la violencia en Los Montes de María era una situación que afectaba el desplazamiento de muchas familias, incluida la de Surlay que, tuvo que salir del lugar donde vivían, luego de que los paramilitares cometieran la inolvidable Masacre del Chengue.

Unos años después, más o menos en 2005, Surlay fue invitada a una de las Asambleas de Narrar Para Vivir que se realizaban en San Juan, allí descubrió que existían muchas mujeres que buscaban sanar el dolor de la guerra. Desde ese entonces, se vinculó con el Colectivo y se convirtió en una facilitadora que acompaña a 33 mujeres y un semillero adolescente en Chalán, Sucre.

Surlay sueña con lograr que todas las mujeres que pertenecen a Narrar para Vivir se conviertan en mujeres independientes, productivas y con trabajos que les permitan ser autosostenibles.

 

Comida favorita: Carne asada

Un libro: La Biblia

Una canción: Me gusta la música de Alex Campos

Una frase: “Mujeres Berracas”

Anhelo: Ser profesional